martes, febrero 12, 2008

¿O sea que la paz ha vuelto en Kenya?

En el curso de estas últimas semanas las matanzas en Kenya se sucedieron rápidamente, una aún peor que otra. Sin embargo, si podemos creer el Metro (edición neerlandesa) y el Spits de hoy, ya ha vuelto el orden en el país, porque... hay "suficientes rosas de Kenya para el día de San Valentín" (Metro), o bien "Rosas para San Valentín de Kenya en stock" (Spits). Puede que "quizás estén algo más caras", porque a consequencia de las matanzas han desaparecido decenas de obreros de los viveros de rosas establecidos en el valle del Rift (¿se huyeron o fueron matados? La agencia de prensa ANP se limita al uso del verbo 'desaparecer)'. De Pers no presta ninguna atención a lo que está pasando en Kenya.

Ni el artículo del Metro- ni el del Spits se encuentran en los respectivos servicios RSS. Por eso aquí al lado el artículo del Spits. El del Metro ocupaba más de media columna y además contenía una foto de... rosas, que según el texto al pie de la misma vienen "como siempre de Kenya.
Sí cabe mencionar que el Metro también presentó un pequeño artículo sobre 600.000 kenyanos fugitivos (que tampoco se encuentra en el servicio RSS).

¿De verdad habrá vuelto el orden en el país? Y eso siquiera sin una misión de reconstrucción de los soldados neerlandeses...

1 comentario:

Sirio dijo...

¿Que vergüenza? deberíamos sonrojarnos….
Ya sabíamos que la estabilidad de los países de éste planeta no dependen tanto de la fortaleza de sus gobiernos como de los intereses comerciales o de índole estratégica que estos puedan representar frente a las grandes potencias...
LO que desconocíamos ¡sin duda! es que un conflicto armado , como el de Kenya, que lleva meses diezmando la población del país, con sangrientas batallas diarias, justifique ahora la preocupación del conflicto, no por los miles de muertos que se vienen produciendo, sino por la frivolidad que puede representar dejar desabastecido el mercado de la Rosa para celebrar el día de Los enamorados de S. Valentín,....como sí los muertos en Kenya (hombres, mujeres y niños) no tuvieran el mismo derecho de seguir vivos y queridos también ....