miércoles, enero 02, 2008

¿Feliz Año Nuevo?

Me imagino que en los últimos días casi todo el mundo ya habrá (tal vez porque se suponía que lo hiciera) expresado sus mejores deseos para el nuevo año. Yo, eh... no sigo esta corriente.

Y eso, claro está, que también yo deseo mucha felicidad a todo el mundo, también para el año 2008. Lo que es más, incluso a los para quienes no siento ningún afecto (sea por lo que son o por lo que representan - de belicosos presidentes a miembros de cualquier familia real, a los principales culpables del capitalismo internacional, a los lavadores de cerebro de todas las sectas supersticiosas, es decir religiosas), me gustaría desearles lo mejor, incluyendo en ello una sincera comprensión de las consecuencias de lo que están haciendo.

Como sin embargo ya llevo más de la mitad de mediana vida humana observando como, mientras la paz sea proclamada en voz cada vez más alta, las armas no sólo cada vez se hacen más inhumanas, sino también más mortales, no quiero seguir participando en el circo del "Happy New Year". Es una ilusión pensar que con la humanidad tal como es ahora el 'ser humano' pueda llegar a la felicidad. Para una parte de los que vivimos en los países 'ricos' aún es posible vivir sin demasiadas preocupaciones, pero otros en grandes partes del 'tercer mundo' sobre todo corren el riesgo morir de hambre (porque a consecuencia de la globalización ya ni siquiera son capaces de cubrir sus necesidades vitales), de morir de horribles enfermedades (porque las industrias farmacéuticas no están dispuestos a suministrar p.e. medicinas contra el SIDA a precios que también para los países pobres sean razonables) o de morir masacrados (por armas que las industrias del occidente 'libre' con sumo gusto venden a los régimenes corruptos a precios astronómicos)

No esperéis pues que os desee un 'próspero año nuevo'. En cambio os invito, os incito a que desde ahora no dejéis de pensar en la responsabilidad de la 'civilización' occidental, o sea en vuestra propia responsabilidad, de una enorme parte de la misería que hay en el mundo, a que con todo lo que hagáis
os preguntéis cuáles pueden ser las consecuencias de tus actos para la humanidad en su totalidad.

1 comentario:

estornino dijo...

Sí, es curioso, que frente a la “contaminación y el cambio climático” todos parecemos hacer gala de nuestro compromiso en la conservación del medio ambiente “sostenible”(que dicen los gobiernos-aunque no se lo creen), intentando individualizadamente contribuir con: menor consumo energético, modificar nuestros hábitos higiénicos(hasta cambiar nuestros baños por ducha), recogida selectiva, …. tantas y tantas cosas que parecemos estar dispuestos a lograr… a pesar de que a continuación, nos tengamos que preguntar a renglón seguido ¿ a quién estamos beneficiando realmente?; ¿al planeta? ¿A las eléctricas? A ¿determinados lideres en campañas electorales? ¿a determinados grupos económicos?......y un largo etc.etc.etc.
Sin embargo ante la llamada del ¿Feliz año nuevo?, nos erijimos en fieles seguidores de semejante imperativo, con obligación de conseguirlo cueste lo que cueste. A pesar de la existencia de las mayores desigualdades sociales que se están sucediendo del mundo “rico” frente al tercer mundo, que cada vez es más amplio y pobre
Leía un articulo días a tras, que el calentamiento global, acabaría con las cosechas de grano, de los que, malamente se alimentan los países pobres en un futuro bastante cercano y Aún así, parece que todavía tendremos motivos para ser TAN FELICES y subirnos al carro de ésa felicidad programada
Que no se entienda, con éste comentario que yo pueda pertenecer alguna secta de ésas… que pululan por ahí, pregonando, “la paz y el Amor”,…
….que mejor que pararnos todos un poco a pensar a que grado de imbecilidad estamos llegando, para que nos dejemos manipular por decreto, en ésa felicidad inexistente y absurda…
Me uno a ésta reivindicación, e incitaremos a ello….